Indianet - India en Internet

español | inglés
India en Internet

Entrevista a Marina Murai, autora de ‘Me llamo Nadie’

Publicada el martes 21 de mayo de 2013

Marina MuraiEste enlace se abrirá en una ventana emergente, autora de la novela Me llamo NadieEste enlace se abrirá en una ventana emergente‘, presentará su última obra el próximo 30 de mayo en la Casa de la India, a las 19:00 horas.

Dos historias se funden en esta novela: una reputada científica social española viaja a la India para cubrir una sustitución en un Instituto de Chennai y trabajar en proyectos de ayuda al desarrollo, y una cualificada profesional india debe enfrentarse a una maraña de intrigas en su entorno laboral tras lograr su trabajo soñado en Suiza.

Para conocer un poco mejor a la autora, aquí os dejamos una entrevista:

P- La novela ‘Me llamo “Nadie”. Historia de una mujer invisible’ cruza dos historias, una ambientada en Chennai, zonas rurales y los Nilgiris (India) y otra sobre una mujer de doble nacionalidad india-británica en Suiza. ¿Por qué decidió vincular las dos historias a la India?

R- En la India estuve trabajando un año como profesora y antropóloga y me parecía una obligación narrar la experiencia investigativa en la parte del libro vinculada a tan fascinante país, donde a través de una de las protagonistas se cuenta lo que realmente sucede allí al inicio de la llamada “crisis mundial” actual. La parte ambientada en Suiza me pareció interesante porque disponía de un material excepcional tras nueve años trabajando en ese país como científica social, además, era el país de Europa con mayor inmigración tamil y consideré muy oportuno aterrizar esa realidad, por otro lado tan desconocida.

P- ¿Cómo fue la labor de documentación para escribir su novela, en lo referente a la historia que se ubica en Chennai y en la vida de personas de origen indio que trabajan en países europeos?

R-La mayor parte de la novela está basada en la recopilación etnográfica de mi experiencia profesional en ambos países.

Cuando haces terreno o trabajo de campo como científica social y, en mi caso particular como antropóloga social y cultural creas, con anterioridad, un diseño investigativo para lo cual es fundamental un trabajo previo de recopilación de fuentes; primarias y secundarias, orales y documentales, de archivo, etc. Después, viene la fase de terreno o trabajo de campo con los nativos, la selección de informantes, las entrevistas, las historias de vida, el trabajo con los grupos focales, los grupos de discusión…Sigue la fase del análisis de datos o de la información con sus correspondientes análisis de contenido y de discurso, la triangulación de datos para contrastar la veracidad y, al final, la redacción investigativa que, en este caso, adopta una fórmula literaria que conjuga diversos géneros para entretener al máximo al lector, así, en la novela se halla la crónica o el reportaje periodístico, la poesía, el género epistolar, la etnografía…

Aunque no toda la novela es cien por cien “real” puesto que hay también algo de ficción o mejor, de realidad ficcionada, considero que, el texto, tiene un alto valor documental y testimonial, aparte del antropológico, además, viene respaldado por un riguroso y extenso trabajo científico, porque siento una gran deuda de divulgar ese conocimiento que no puede ni debe quedarse tan solo en los anaqueles de las bibliotecas universitarias, y por eso constituye una parte esencial de la novela.
En definitiva, esta novela recoge una parte de mi trabajo antropológico durante diez años, nueve en Suiza, donde trabajé principalmente con mujeres inmigrantes, y un año en la India.

P- La primera historia, sobre una científica social que viaja a Chennai para trabajar en proyectos de ayuda al desarrollo, trata temas como la realidad de los proyectos humanitarios en países en vías de desarrollo o el papel que juegan las mujeres en la India. ¿Cómo se preparó para tratar estos temas?

R-Como cualquier otra antropóloga que va a iniciar la fase básica investigativa, la del trabajo de campo, y en líneas más genéricas como he resumido antes.
Aparte, los aspectos preceptivos de prevención en materia sanitaria antes de viajar y residir en un país asiático, las vacunas, etc.

P-La segunda historia habla sobre una mujer que, después de conseguir el puesto de trabajo soñado en Berna, comienza poco a poco a perderlo todo hasta volverse ‘invisible’ para el resto del mundo. ¿Piensa que la historia es un reflejo de la situación de crisis de muchas personas en países europeos?

R- Sin duda alguna. Pienso que esta novela, que aunque no es mi primera obra sin embargo se ha publicado antes que las otras novelas, trata temas fundamentales y muy vigentes de nuestra inconsistente e injusta sociedad cuyos modelos arcaicos, ya no son válidos. No es sostenible en términos de supervivencia, ni razonable en el ámbito ético que unos pocos –cada vez menos- reciban la mayoría de beneficios y detenten un poder casi absoluto, en detrimento de las mayorías despojadas de sus derechos más básicos.

P-En su trayectoria profesional ha pasado del periodismo (corresponsal de guerra en Oriente Próximo, jefa de redacción, locutora, única mujer como directora de noticias en Radio Televisión Suiza…) y la investigación a ejercer como perito judicial y a publicar su primera novela. ¿A qué se debe este cambio?

R- Es cierto que mi primera profesión es el periodismo y que después llega la antropología, pero en cualquier caso siempre me he dedicado a la investigación en ambos campos. Ahora, como perito judicial, realizo investigación aplicada a cada caso que me asignan los jueces por lo que, en líneas generales, mi labor tampoco ha variado mucho en lo esencial.

Por otro lado, la literaturaEste enlace se abrirá en una ventana emergente se encuentra completamente vinculada a mis otras dos profesiones, en las que tienes que documentarte exhaustivamente, confirmar las fuentes, analizar y escribir, por lo que existe siempre un mismo nexo en toda mi carrera: investigar y escribir.

P-¿Ha influido su anterior trayectoria profesional como periodista en su obra?

R- Mi visión de periodista ha influido muchísimo en toda mi trayectoria, nunca dejas de ser de periodista aunque no ejerzas. El periodista muere con la visión de periodista, siempre está ahí, se vuelve parte de los ácidos nucleicos de tu ADN. Además, la antropología social y cultural es una disciplina científica puramente literaria, por tanto muy complementaria.

Tanto en el periodismo como en la antropología, se manifiesta la forma que tenemos de ver y abordar el mundo, de observarlo y de interpretarlo en claves que son imprescindibles y, al mismo tiempo, enriquecedoras porque cada una aporta desde su especificidad proporcionando un inagotable marco interpretativo de la “realidad”.

P-En su biografía indica que ha residido en la India ¿Cómo ha sido su experiencia en este país?

R- En general fue una experiencia magnífica, tanto es así que siempre estoy deseando volver. Me sentí en casa.

Y precisamente vuelvo dentro de poco, regreso pero esta vez al norte, Delhi, para presentar la novela en el Instituto Cervantes e impartir una conferencia sobre mi intenso trabajo antropológico en el sur del subcontinente, será en septiembre de este año. También se presentará en ese mismo mes en la ONU de Ginebra, porque la obra ha sido seleccionada como un ejemplo de reivindicación de los derechos humanos y de los valores de la mujer que en ella se rescatan y denuncian.

P-Este mes de mayo sale la trilogía de microcuentos ‘Somos Solidarios’: “Minitextos comprometidos”, “Minitextos para sonreír” y “Minitextos de amor y lujuria”. Una obra colectiva de 87 autores entre los que participa. ¿Puede hablarnos un poco de este nuevo proyecto?

Considero que la persona más indicada para hablar de ello es la artífice del proyecto, la escritora y editora Elena Morales, así pues le cedo a ella la palabra:

“Gracias por permitir mi intromisión en esta entrevista, Marina. Somos solidarios es una colección y antología de microcuentos en la que conviven autores consagrados con otros que gozan de una amplia trayectoria y muchísimos otros que dan sus primeros pasos en el complicado mundo de la edición.

El objetivo fundamental es buscar la unión de todos ellos para lograr una mayor visibilidad de sus trayectorias literarias.

Las ganancias correspondientes al conjunto de los derechos de autor (tanto el referido a las portadas, como a los prólogos, como los microcuentos de los 87 autores participantes) serán destinadas al apoyo de causas humanitarias y fines sociales justos a través de las donaciones de estos importes a las ONG: Cruz Roja Española, Amnistía Internacional y Ayuda en acción.

La participación de Marina Murai es magnífica. De ella he seleccionado los textos: “Sobre lo efímero de la existencia”, “Obituario en do sostenido”, “Del Anfiteatro 3” (para el volumen Minitextos comprometidos) y “Movimiento Gestual 1 o Action Writing”, “Pintándote”, “Desdémona” (para Minitextos de Amor y lujuria”).

En nuestro blogEste enlace se abrirá en una ventana emergente podéis ampliar la información.

Marina Murai está ahora imbuida en la fase de correcciones finales de su próxima novela, una obra atemporal ambientada en Colombia, y que se publicará el próximo año 2014.

Para quien quiera obtener más detalles sobre la obra “Me llamo Nadie” puede consultar su webEste enlace se abrirá en una ventana emergente, FacebookEste enlace se abrirá en una ventana emergente, o el Facebook de su autoraEste enlace se abrirá en una ventana emergente.

Comparte y disfruta:

Entradas relacionadas

noviembre 2017

  • Casa de la India. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.
  • Embajada de la India en España. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.
  • Blog Casa de la India. Este enlace se abrirá en una ventana emergente.
Calle Puente Colgante, 13.
Valladolid, España.

Tel.: +34 983 22 87 11
Fax: +34 983 22 65 42
Email: info@casadelaindia.org